Litiasis renal

Quien no habrá sufrido del llamado “cólico renal”, “cálculos en los riñones” o simplemente “piedritas en los riñones”, bueno su nombre adecuado es “litiasis renal”, y es una patología muy presente en nuestro medio y de la cual hay evidencia desde hace 7000 ac, consiste en la formación de cálculos, frecuente en pacientes entre 20 a 50 años con una relación H/M: 3/1. La mayoría son de oxalato de calcio (80%), seguido de fosfato de calcio, fosfato de aluminio, ácido úrico y cistina.

Existen diversas causas entres ellas se señalan: Hipercalciuria, hiperoxaluria, hiperuricosuria; estos procesos se explican ya sean por una mayor ingesta, por una mayor absorción ya sea renal o gástrica.

Ahora como la página trata de casos clínicos, narrare el caso de una paciente que atendí hace un par de semanas:

Paciente mujer de 35 años, casada, ama de casa, secundaria completa, sin antecedentes familiares de importancia, con antecedentes patológicos: dislipidemia, litiasis vesicular, hallazgo de “arenilla en la orina”. Inicia enfermedad hace 3 días, con dolor sordo, en zona lumbar izquierda,de inicio brusco, curso progresivo, de gran intensidad, no irradiado, incrementaba cuando caminaba, calmaba levemente al sentarse, acompañado con ardor al momento de orinar, meteorismo (sensación de gases en el estómago), por lo cual acude a Emergencia, en donde después de examinarla y sacarle algunas pruebas, diagnostican “lumbalgia” (primer error, porque el tipo de dolor que presentaba era típico de un cólico nefrítico-cólico renal-, además contaba con el antecedente de la arenilla,), no le sacaron una ecografía y le dijeron que en el examen de orina no había nada patológico. Le administraron un calmante, la paciente fue dada de alta y regresó a su casa. Horas después el dolor se incrementó, la paciente decide regresar al hospital, en donde le dan el mismo diagnóstico y la misma medicación, nuevamente regresa a su casa. Al día siguiente regresa el dolor, pero la paciente decide cambiar de Hospital, en este segundo hospital, si le piden la ecografía (donde evidentemente se encontró un cálculo renal grande en la lado izquierdo y algunos más pequeños en el lado derecho), el examen de orina revela una microhematuria, la cual confirma el diagnóstico, en este caso su tratamiento fue analgésicos más antiespasmódicos (el tratamiento ideal para un cólico renal, pues el segundo relaja el esfinter que se está contrayendo con el cálculo)

La paciente es referida al Hospital donde la recibí, para que siga su tratamiento por Urología, lo que procedimos a hacer evaluar función renal, para realizar el UROGRAFÍA EXCRETORIA, que es el mejor examen en litiasis renal, el cual nos informa la característica del cálculo, estado funcional y grado de dilatación.

Las opciones terapeuticas que hay en la actualidad: Tratamiento expulsivo: Cuando el cálculo es menor de 4 a 5 mm, riñón funcionante, no infectado, no dilatación mayor, el tratamiento en este caso sería ingesta de líquido (2 a 3 litros por día), analgésicos, antiespasmódicos, actividad física, calor local

Dentro de las medidas dietéticas recomendadas esta:

1.Ingesta mínima 10 vasos de agua.

2.Restric. de sodio, abolir saleros – salazones – Prod. Envasados

3.Restriciones oxalatos (Lit. Ox. Ca) Nueces, chocolates, Té,Tomate, Espinacas

4.Restric. Proteínas animales Limitar carnes.

5.Incrementar frutas cítricas, jugo de naranja citrato K. (Alcalinizante y Citratúrico) Jugo de lima, Ac. Cítrico (No altera pH. Urin. – citratúrico)

6.Evitar restric. indiscriminada de Ca. Puede acelerar form. cálculos alterando integridad ósea.

7.Ideal: Alimentación balanceada  provista de frutas y vegetales

Dentro de los tratamiento más utilizados en la actualidad está la litotricia extracorpórea, que consiste en el uso de unas ondas de choque que se originan a nivel de un electrodo sumergido en agua y colocado en el foco geométrico de un reflector semielipsoidal, la descarga es generada por un capacitador de alto voltaje que la transmite, causando evaporación explosiva del agua, la que produce la onda de choque. La desintegración del cálculo se inicia cuando las ondas de choque, al impactar en la cara anterior del cálculo, son parcialmente reflejadas en su superficie, lo que determina que se divida en múltiples componentes, compresivos y de expansión que van a crear una alta gradiente de presión, que ejerce una fuerza descohesionante de la estructura del cálculo en esta zona en particular.

Tags: ,

Leave a Comment